viernes, 14 de julio de 2017

Calle del Carmen, 21 - Carmen Cuevas


Autora: Carmen Cuevas
Editorial: Adaliz Ediciones
Encuadernación: Rústica con solapas
Páginas: 268
Precio: 15 euros
Carmen Cuevas nació en Santander en el año 1.971. Licenciada en Ciencias Físicas por la Universidad de Cantabria en el año 94. Durante veinte años ha trabajado en diversos oficios de esta profesión, comenzando en el departamento de electrónica de la universidad, y después en varias multinacionales de diferentes ámbitos tecnológicos. Veinte años en los que la literatura nunca ha dejado de ser el refugio, el lugar donde todo puede ocurrir. Por eso sus relatos se han publicado en diversas antologías (Gotas de Mercurio, Mentira Cochina y Con Sabor a Sugus), y otros han sido galardonados en premios (Manuel Oreste, año 2.008). Su primera novela acabada quedó finalista del premio Círculo de Lectores en 2.010, y en el año 2.014 llega su primera publicación, “Calle del Carmen, 21”, esta vez dentro del género negro. Un emocionante thriller donde la vida real, sin tapujos ni concesiones, se atreve a llamar a las cosas por su nombre.

No corría el aire, iba a ser otro mal día. El matrimonio del comisario Cabarga no pasa por un buen momento. Él y su familia necesitan esas vacaciones. Pero el hallazgo inesperado de un cadáver en el antiguo barrio del puerto de pescadores, va a trastocar sus planes de un modo que no puede imaginar. Nadie echó en falta ese cadáver hasta que el olor de la putrefacción comenzó a molestar, y sin embargo, a su lado la policía encuentra amontonados varios fajos de billetes de curso legal. Demasiado dinero como para que alguien lo deje abandonado sin más. Otra vez, Cabarga descubrirá que pocas cosas son como parecen ser, y que los límites de lo posible se ensanchan hasta donde no éramos capaces de imaginar que podían hacerlo. Una novela apasionante donde la realidad muestra su lado más duro y humano, y donde las vidas se entremezclan superando la mera ficción. Lo mejor del libro está en cada una de sus páginas, y al llegar a la última, sus personajes habrán quedado para siempre en nosotros.

Ya sabéis que me gusta muchísimo adentrarme en investigaciones policiales en mis lecturas y cuando se me ofreció este ejemplar, no lo dudé. 

Calle del Carmen, 21, comienza con un gran arranque que dejará al lector ya pegado a sus páginas. Nos encontraremos con un cuerpo masculino de grandes dimensiones totalmente desnudo, con un cuchillo de cocina clavado en el corazón y con unas medias negras de mujer (un tanto extraño). La escena del crimen se puede predecir ya desde antes de leer la historia, nos encontraremos en la calle del Carmen, 21. 

El inspector Carlos Rodríguez está a punto de comenzar sus vacaciones con su familia se verá dentro de la investigación en cuanto menos se lo espere y esto le acarreará algunos problemas familiares (algo bastante habitual en este tipo de novelas). Su investigación irá de la mano del comisario Cabarga. Entre ellos hay diferencias que el propio lector irá viendo a medida que avance la historia e iremos viendo los puntos fuertes y débiles de cada uno de ellos. 

Este tipo de novelas sólo admite que se cuente lo que se puede contar y no cómo se lleva la investigación  a cabo, cómo tanto el inspector como el comisario irán descubriendo quién ha sido el asesino que ha causado aquel revuelo. 

Si he echado algo en falta que posiblemente me he llevado de algunas otras novelas que he leído del mismo género, es la caracterización y refinamiento de la personalidad de los personajes. Siempre me gusta llevarme un personaje a mi terreno y llegar a pensar, cómo me gusta este personaje. Es algo que no he sentido con ninguno de ellos porque aunque la autora sí da detalles de ellos, no he llegado a a ver la gran creación de ellos dejando de lado que destaque alguno. 

He de ser sincero y lo que parecía un thriller abrumador y penetrante en la mente del lector desde un principio, ha ido bajando de ritmo a medida que avanzaba la lectura (aunque está lleno de diálogos que agilizan su lectura, pero no la trama). Pese a ello, no voy a negar que he disfrutado de la lectura aunque menos de lo que esperaba. 



Agradecer a la editorial por el ejemplar





6 comentarios:

  1. Yo creo que en este género, si una novela va de más a menos... mal asunto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Esta vez lo dejaré pasar, gracias por la reseña.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Hola,
    Por la portada habría jurado que era de cualquier género, menos Thriller o novelaq negra.
    Yo creo, que hemos leído tantos libros, que es difícil después que nos sorprendan o satisfagan nuestras expectativas, sobre todo en dicho género... Los autores, de cada vez, lo tienen más difícil para ofrecer al lector algo fuera de lo convencional...
    Pero bueno, si es un thiller bueno ya tiene mérito, eh? Seguro que muchos disfrutan intentando resolver el caso... ;)

    ResponderEliminar
  4. ¿Cómo nos gusta lo policial eh? jajaja cómo te entiendo...yo tampoco me puedo resistir a historias así. Veo que te ha fallado un poco el ritmo de la trama, una pena...pero bueno, no pinta nada mal su historia.

    Besitos

    ResponderEliminar
  5. No me termina de convencer esta vez, demasiados peros.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  6. No me sonaba de nada la verdad, y las novelas policíacas me encantan pero teniendo tantas pendientes....como que esta se me queda algo fría.
    Un beso!

    ResponderEliminar